Educar al Cachorro

Educar al Cachorro en Casa

Una vez que estemos en casa, debemos comenzar a educar al cachorro. A diferencia de los gatos los perros adoptarán la familia humana como si fuera su jauría, estableciendo jerarquías en la misma, es decir, el cachorro entenderá que puesto ocupa cada miembro y buscara su posición en la familia. Por tal motivo siempre debe ser respetado y aprender a respetar a los miembros de su nueva familia. Si le permite a su cachorro realizar cualquier cosa (romper cosas, acceder a lugares no permitidos, etc.) y no lo reprende “entenderá” su rol de jefe en el grupo y será muy difícil corregirlo a medida que crece. Lo importante es enseñarle quien manda, pero con mucho afecto.

Básicamente debe siempre elogiarlo cuando hace algo correcto y retarlo cuando no sea así. Cuando haga algo bien, como por ejemplo hacer sus necesidades en el lugar adecuado, elógielo hablando en tono de voz alegre y hágale caricias y mimos, para que su cachorro asocie asocie el hecho de lo que hizo y lo que logró de Ud. Cuando deba retarlo debe hacerlo elevando la voz y en actitud seria, evitando seguidamente de Ud. u otro miembro de la familia, un acto incoherente a la reprimenda como ponerse inmediatamente a jugar. Todos los miembros de la familia deben estar comprometidos a Educar al Cachorro, evitando que uno sea el que reta y otro premia. Se evitará el castigo físico.

A continuación Veterinaria Cruz Violeta le indicará consejos prácticos para facilitar la educación del cachorro en casa:

  • Dele un lugar exclusivo a su cachorro, como tienen todos los miembros de la familia, y enséñeselo. Su cucha debe estar en un lugar seco, fresco en verano y cálido en invierno. Pueden ser de material plástico, madera, canastos o las cunas acolchadas diseñadas especialmente para ellos. Evite cambiar el lugar de la cucha para no confundirlo. En Cruz Violeta Pet Store disponemos de variedad de moisés, colchonetas y cuchas para su cachorro.
  • Considere que los cachorros tienden a morder todo lo que ven, actitud que se hace muy importante en la etapa de dentición (3½ a 7½ meses de edad). Por tal motivo para evitar que su mordillo favorito sea la pata de algún mueble o alguna prenda búsquele algún juguete para su entretenimiento (existen de fabricación exclusiva para ellos). Enséñele cuales son sus juguetes y cuales no. Cuando vea que muerde algo que no debe diga “no” en tono de voz enojado sacudiéndolo suavemente, y retírele el objeto en cuestión. Nunca lo haga jugar con zapatos u otro objeto no conveniente, inevitablemente creerá que todos los objetos similares serán sus juguetes.
  • En el primer tiempo evite dejarlo solo a su cachorro. Se sentirá angustiado, inseguro y aburrido, motivo para que empiece a romper cosas. Cuando empiece a dejarlo solo que sea por cortos períodos, aumentando el tiempo paulatinamente, para que se vaya acostumbrando. Déjelo en los lugares permitidos, con su cucha y juguetes, donde no pueda hacer daños.
  • Jamás juegue en forma violenta con su cachorro, permitiendo mordidas u otras actitudes agresivas. No lo provoque para que ataque ni permita que muerda su brazo o pierna (el entrenamiento de defensa debe realizarse por instructores capacitados). Estará fomentando un adulto mordedor y agresivo. Cuando el juego tienda a ponerse brusco, rételo y reprima su actitud. Evite en el juego realizar ademanes agresivos, instintivamente tenderá a defenderse, actitud que debe conservarse. Recuerde siempre, respételo y hágalo respetar.
  • Nunca le de comer comida de la mesa. Fomentará este hábito de pedirle, y en el caso que Ud. no le ofrezca probablemente robe. Y aún peor no querrá comer su correspondiente alimento o se incrementará su cantidad de alimento diario por lo cual engordará, perjudicándose la salud de su mascota.
  • No permita que gruña al pasar cerca cuando está comiendo. Su cachorro no debe morder a los miembros de la familia al sacarle la comida de la boca. Además de ubicarlo en su posición familiar este aprendizaje evitará probables accidentes.
  • Préstele especial atención los días de tormenta o cuando se usa pirotecnia. Los ruidos fuertes provocan stress en los animales. Distráigalo jugando para disipar su miedo y nerviosismo. Tenga presente que los miedos adquiridos de cachorro muy difícilmente se perderán.
  • Cuando haya concluido su plan de vacunación y esté en condiciones de salir de su casa, es recomendable acostumbrarlo a pasear. Para tal fin adquiera un collar y correa acorde, considerando el crecimiento de su cachorro y busque un varilla para indicarle el camino y corregirlo. Una vez que este acostumbrado al paseo podrá evaluar  la posibilidad de hacerlo sin correa, siempre y cuando su mascota no se muestre agresiva con otros animales o personas.

Consideré que actitudes indeseables como romper cosas o ladridos permanentes pueden indicar aburrimiento, y lo que su cachorro necesita en definitiva es tiempo suficiente, mucho afecto y una gran cuota de paciencia. Las satisfacciones de la relación con su mascota no serán pocas.

cruz violeta pet store

Comments

comments